ActualidadNormatividad y asesoria legal

Compartir recorridos optimizaría beneficios ambientales en el ‘Día sin carro y sin moto’

La bicicleta y el transporte público colectivo constituyen los principales medios de sustitución modal a los que recurren los ibaguereños durante el Día sin carro y sin moto.

Así se desprende del estudio adelantado por docentes y estudiantes investigadores de la Universidad de Ibagué, en el que se aplicaron encuestas y conteos en tres de los puntos más neurálgicos en materia de movilidad en la capital del Tolima. (Av. Ambalá con calle 60, carrera 5ª con calle 43 y carrera 5ª con calle 15).

Según el informe, entre un día normal y un día en que se implementa la restricción vehicular, 31% más de los ciudadanos recurre a medios no motorizados para desplazarse, mientras que 7% más lo hace empleando transporte público individual.

En el comparativo entre un día sin carro y una jornada habitual, destaca el hecho de que el transporte público colectivo sea la única alternativa disponible que se reduce en un 5%.

Según el estudio, la mitad de las personas que regularmente usan bicicleta continúan haciéndolo en un jornada con restricción como la que se desarrollará este miércoles, mientras que el 50% restante lo sustituye por transporte público colectivo y recorridos a pie.

Mientras tanto, del total habitual de usuarios de transporte público colectivo, la mitad continúa recurriendo a esta alternativa, en tanto que 24% opta por caminar y 16% emplea la bicicleta como medio para movilizarse.

Sobre los usuarios de vehículos particulares y motocicletas, con el informe se permite establecer las siguientes variables:

En el primer caso, 38% sustituye su medio habitual de transporte por el taxi, 38% más prefiere caminar y un 23% apela al transporte público colectivo.

Los motociclistas, por su parte, en un 51% reemplazan su automotor por transporte público colectivo, bicicleta (21%) y desplazamientos a pie (19%).

 

Más volumen limita efectos positivos

En términos de impacto ambiental y beneficios sobre el medio ambiente, las mediciones reflejan una disminución del 32% en las emisiones de CO2 y 17% en material particulado, resultados que podrían mejorar si se optimizara la oferta disponible en la flota de transporte público individual y colectivo.

Es de anotar que en las horas pico, en un día sin carro, el volumen vehicular -que no traduce más automotores, pero sí más frecuencias en circulación-, para el caso de los taxis, se incrementa en 73% en la mañana y 127% en la tarde, mientras que en buses y busetas el incremento es del 95% solo en las mañanas.

Los camiones que no son objeto de restricción aumentan su volumen en 52% (a.m.) y 244% (p.m.), lo que, en suma, explicaría por qué no se logran reducciones más notorias en la emisión de contaminantes atmosféricos.

 

Compartir recorridos

El transporte público individual y colectivo desempeña un papel fundamental en la movilidad de los ciudadanos durante las horas de restricción a particulares y motocicletas.

Los taxis llegan a movilizar a 20.806 pasajeros, en tanto que buses y busetas transportan a alrededor de 59.290 usuarios.

Sin embargo, cuando se revisa el promedio de pasajeros por vehículo, en el caso de los taxis, este indicador apenas llega a 1.16 por cada viaje, es decir, menos de dos pasajeros, lo que sugiere una oportunidad para pensar en compartir recorridos.

Respecto al transporte público colectivo, el promedio es de 17.5 personas por automotor.

Compartir recorridos optimizaría beneficios  ambientales en el 'Día sin carro y sin moto' Compartir recorridos optimizaría beneficios  ambientales en el 'Día sin carro y sin moto'

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: