Actualidad

Habilitaron cuatro tramos de placa huella en zona rural de Ibagué

El alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo habilitó 200 metros lineales de placa huella ubicados en las veredas San Rafael, Honduras, Altamira y Laureles. Estas obras tuvieron un costo de $140 millones y permitirán mejorar la movilidad y el transporte de productos.

De igual manera, el mandatario local supervisó los avances de la construcción del puente ubicado sobre la vereda Laureles, el cual tiene un costo aproximado de $340 millones y permitirá mejorar la movilidad con el corregimiento de Coello Cocora.

“No tenemos un solo sitio que no visitemos para buscar solución a los problemas de la comunidad. Hemos recorrido a pie estas veredas y nuestros campesinos reconocen el compromiso que tenemos con la gente más necesitada”, destacó el mandatario local.

Encuentro Rural

Durante la visita a las veredas beneficiadas, el alcalde Jaramillo se reunió con presidentes de las juntas de acción comunal para definir agendas de trabajo en temas como acueductos, arreglo de planteles educativas, conexión a Internet, mejoramiento de los espacios deportivos, entre otros.

“El Cañón de Cocora vive muy agradecido con el Alcalde porque está haciendo muy buena labor en vías y proyectos productivos”, resaltó Manuel Medina, habitante de la vereda San Rafael.

Jaramillo también socializó la inversión de $339 millones que se realizará en el colegio de Laureles para construir nuevas aulas, cocina, comedor, cubiertas, baterías sanitarias, placa deportiva, entre otras adecuaciones locativas.

“También vamos a trabajar en las obras complementarias que requiere este anillo vial del Cañón del Cocora, en la infraestructura para garantizar el agua potable y en la productividad rural para generar un relevo generacional”, dijo César Picón, secretario de Desarrollo Rural de Ibagué.,

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *