Actualidad

Nueva Terminal de Transporte de Ibagué dependería de lo que pase con el SETP

En entrevista con El Cronista.co, el gerente del Terminal de Transportes de Ibagué, Heber Acosta revela el motivo por el cual está suspendido el proyecto de la nueva sede del terminal que estaría ubicada en el sector de Picaleña.

Rate this post

Tras una asamblea extraordinaria de accionistas de la Terminal de Transportes de Ibagué, la mayoría estuvo de acuerdo con invertir $ 12.982 millones y así quedarse con el 62 % de las acciones del Terminal de Popayán. De esta manera, la Terminal de Ibagué tendrá el control administrativo del Terminal de Popayán.

Sin embargo, algunos accionistas, entre ellos Rodrigo Aguilar, gerente de Velotax, y Olga Lucía Alfonso, directora de Cortolima, expresaron que se debía priorizar el proyecto de la nueva sede del Terminal de Ibagué, del cual se viene hablando desde hace por lo menos 10 años.

En ese sentido, una publicación anterior de El Cronista.co generó reacciones, pues algunos lectores consideraron que la inversión en el Terminal de Popayán, significaba postergar todavía más la nueva sede del Terminal de Ibagué. Ante lo cual el gerente de la Terminal de Ibagué, Heber Acosta, buscó a esta redacción para dialogar acerca del proyecto de la nueva sede y explicar la inversión en el Terminal de Popayán.

El Cronista.co: ¿Qué les pareció atractivo para invertir en el Terminal de Popayán?

Heber Acosta: No todas las veces hay la posibilidad de invertir en un terminal de transportes. Las terminales son unos sitios de concentración de la demanda y el servicio del transporte intermunicipal de pasajeros, y así como la de Ibagué, la terminal de Popayán es muy dinámica. Era una muy buena oportunidad de negocio, que no todos los días se ofrece.

EC: ¿En concreto que ventajas económicas tiene ese negocio para la terminal de Ibagué?

Con esa inversión estamos aumentado el valor patrimonial del Terminal de Ibagué. El valor patrimonial pasará de $ 42.000 millones a cerca de $ 60.000 millones. Y tenemos las posibilidades económicas de hacerlo. Una parte de recursos propias y otra a través de un empréstito.

EC: ¿Pero esa deuda de $ 8.000 millones no pone en riesgo las finanzas del Terminal de Ibagué?

HA: La idea es que el propio Terminal de Popayán pague el crédito. Por el contrario, una vez paguemos el crédito, que esperamos sea en cinco años, los accionistas van a recibir más dividendos, por las utilidades que vamos a tener de ese Terminal. Así que si teníamos esa posibilidad de negocio, lo mejor era hacerlo, sin afectar para nada la estructura financiera del Terminal de Ibagué.

EC: Sin embargo, la directora de Cortolima y el gerente de Velotax dijeron que era mejor priorizar el proyecto de la nueva sede…

HA: Es que se debe diferenciar una cosa de otra. Una cosa es la posibilidad de un negocio que surgió, vamos a tener el control administrativo del Terminal de Popayán, y otra cosa es por qué no se hace en estos momentos el proyecto de la nueva sede. Una cosa no afecta a la otra para nada.

EC: ¿Entonces, por qué se encuentra en pausa el proyecto de la nueva sede?

HA: En noviembre del 2020 salió el CONPES del Sistema Estratégico de Transporte Público (SETP) de Ibagué y la ciudad va a tener una muy buena dinámica de movilidad, de desarrollo y de crecimiento (…) La idea es articular nuestro proyecto con las dinámicas del SETP. Cuando conocimos los ejes viales que tendrá la ciudad de acuerdo con el SETP, vimos que la ubicación que tenemos con el terminal actual está bien.

 


“Se debe esperar qué dinámica toma la ciudad con el SETP. Si nos vamos ahora y nos desconectamos de la ciudad, frente a lo que va a ser la movilidad, por eso creemos que es necesario analizar muchas variables”


EC: ¿Significa que no habría entonces nuevo terminal en Ibagué?

No quiere decir que no se hará el proyecto, sino que en su momento, frente a esa dinámica de movilidad, veremos cuál será la verdadera necesidad en ese lote de Picaleña donde teníamos proyectada la nueva sede.

EC: ¿Qué pasará entonces con ese lote?

HA: Insisto, se debe esperar qué dinámica toma la ciudad con el SETP. Si nos vamos ahora y nos desconectamos de la ciudad, frente a lo que va a ser la movilidad, por eso creemos que es necesario analizar muchas variables. El proyecto está suspendido, pero no quiere decir que no se hará, ¿para cuándo? Para eso no tengo respuesta. No podemos desconectarnos de lo que será la ciudad, solo por tener un Terminal bonito o moderno.

EC: Se comenta que el lote de Picaleña en principio tenía ocho hectáreas y después pasó a cuatro, entre otras posibles dificultades allí, ¿Es cierto?

HA: Por el contrario, se compraron 80.000 metros cuadrados y nos dieron 4.000 más para reponernos por un canal que pasa por ese lote y sobre ese terreno se puede hacer la proyección del proyecto. Obviamente se deben tener en cuenta los planes parciales. El lote está completo, hace parte de los activos del Terminal y sobre ese lote, en su momento, se podrá desarrollar el proyecto.

EC: ¿Ha existo voluntad política en la ciudad para sacar adelante el proyecto de la nueva sede del Terminal de Ibagué?

HA: En la pasada administración (de Guillermo Alfonso Jaramillo) gestionamos todo lo requerido y se fue esa administración sin resolvernos unos temas muy puntuales relacionados con el lote, como conexiones, vías, etc. Se radicaron, pero finalmente se fueron y no nos respondieron.

 

“No podemos desconectarnos de lo que será la ciudad, solo por tener un Terminal bonito o moderno”.


EC: ¿Y en la actual administración del alcalde Andrés Hurtado les han respondido?

HA: Aún no y llegó la pandemia, entonces todo quedó quieto. Y después vino el tema del SETP. Por eso no hemos radicado documentos ante esta administración, pero en su momento se hará, según determine la junta directiva.

EC: ¿Pero no les da temor depositar tantas esperanzas en la implementación del SETP, y si no cumplen?

HA: El documento CONPES ya tiene asignados recursos, así que ya no es tema de voluntad política. Además, el Concejo de Ibagué ya le aprobó al alcalde los recursos que el CONPES le exigía al municipio. Hace dos semanas nombraron gerente para SETP. Entonces esto es una realidad para la ciudad de Ibagué. El SETP se va a dar, y frente a esas variables es que la junta directiva decidió esperar. Queremos hacer parte del crecimiento integral de la ciudad.

EC: ¿Se podría conservar la sede del centro y que Ibagué tenga dos terminales, como otras ciudades, o es descabellado?

HA: Son variables que toca mirar, porque de todas maneras somos una empresa de servicios, y cuando usted divide los gastos puede perder rentabilidad. No estoy diciendo que no o que sí, es una posibilidad que se debe analizar. La junta directiva es muy prudente y no pone en riesgo la estructura financiera del Terminal.

EC: Comentarios indican que actualmente buses de gran tamaño no pueden ingresar al Terminal de Ibagué, ¿Es cierto, se sienten conformes con la actual sede?

HA: Acá entran todos los buses, de todas las empresas. Ingresan buses de dos niveles sin problema. No somos insuficiente ante la demanda. Estas instalaciones no están obsoletas, pero la junta directiva tiene pensado ponerla más a tono con las necesidades de los usuarios.

 

Fuente: ElCronista.co

https://www.elcronista.co/destacadas/nuevo-terminal-de-transporte-de-ibague-dependeria-de-lo-que-pase-con-el-setp

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • http://server2.ejeserver.com:8646/stream