ActualidadPor los barrios

Prisión de 27 años por asesinar a una pareja y atentar contra sus hijas menores de edad

El hombre hacía parte del grupo delictivo Los Prestamistas que usaba como fachada la venta de cupos de taxis para quedarse con el dinero y eliminar a sus compradores.

Sergio Andrés Pulido Moya fue condenado a 27 años de prisión tras ser encontrado responsable por el homicidio de una pareja de esposos y de atentar contra la vida de las dos hijas menores de edad de estos.

La decisión fue adoptada este jueves, en audiencia virtual por un juzgado penal del circuito de Ibagué, esto tras avalar el preacuerdo suscrito entre el fiscal de la Unidad de Vida de la Seccional Tolima y el implicado, quien aceptó su responsabilidad en los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio; este en concurso con fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego.

Según se logró determinar en la investigación, Pulido Moya hacía parte de la organización delincuencial Los Prestamistas, dedicada a la venta de cupos de taxis; los cuales jamás eran otorgados a sus compradores, quienes por el contrario eran eliminados para quedarse con las millonarias sumas de dinero entregadas.

Les dispararon frente a sus hijas

El crimen de la pareja, conformada por Edna Alejandra Camelo y Jaime Andrés Murillo Bonilla, quienes se dedicaban a la comercialización de verduras al por mayor, fue cometido el 15 de marzo del año 2017 en el barrio Las Brisas de Ibagué. Ese día las dos víctimas mortales se movilizaban en un vehículo con sus hijas de 2 y 5 años de edad. Un hombre se acercó al carro y sin miramientos disparó contra los esposos.

La investigación adelantada por la Fiscalía evidencia cómo luego de cometido el atentado Joris Manuel Illidge Choles, autor material del crimen, abandonó el lugar en una motocicleta conducida por Pulido Moya quien lo esperaba cerca al lugar de los hechos.

De la misma manera, se comprobó que el ahora condenado fue quien aportó la información necesaria para que Illidge Choles ubicara el lugar de residencia de las víctimas y conociera en detalle su itinerario.

Un aspecto fundamental en el marco de la investigación fue el contrato que por 145 millones de pesos suscribió el 2 de febrero del mismo año la señora Caicedo Camelo con la empresa M&M Automóviles del Tolima S.A.S para la compra de un taxi. A pesar de esto el vehículo de transporte público jamás fue recibido por la compradora. Estas, según las pesquisas adelantadas por la Fiscalía, fue la razón por la cual Murillo y Caicedo fueron asesinados.

Por estos hechos varias personas ya fueron condenadas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *