Actualidad

Retrasos en las obras de La Línea por bloqueos y por invierno

Existen tres puntos críticos donde se presentaron complicaciones por la falta de intervención durante los 21 días de bloqueos.

Rate this post

director nacional del Invías, Juan Esteban Gil Chavarría, informó que una vez se logró abrir la carretera Calarcá – Cajamarca, que estuvo cerrada por cuenta de los bloqueos en el marco del paro nacional, se inició un proceso diagnóstico que podría durar 15 días para determinar el estado de las obras de la segunda parte del proyecto Cruce de la Cordillera Central.

El director del Invías dijo que, “ya se hizo una revisión técnica a todo el proyecto donde se encontraron más de 37 derrumbes, afectaciones por abandono súbito de la obra, hay elementos que estaban en plena ejecución y debido a derrumbes se generaron afectaciones en el proceso constructivo a lo largo de la vía y se está realizando una revisión estructural del estado de los puentes”.

Además, se logró acceder a las zonas con maquinaria e ingresar obreros para iniciar nuevamente los trabajos que estaban suspendidos.

Juan Esteban Gil explicó que “la falta de intervención en la carretera por 21 días de bloqueo, en el marco del paro nacional, deja tres puntos críticos que no tienen fecha definida de terminación”.

El primer sector crítico corresponde al puente del Yarumo Blanco, el segundo, el sector del Cinabrio en el kilómetro 38, donde las lluvias generaron un foco de inestabilidad que no pudo ser intervenido por los 21 días de cierre, este se convierte en el punto más delicado de toda la carretera.

El sector del Cinabrio se convierte en el punto más crítico de toda la obra, se debe hacer un nuevo diagnóstico, rediseño y a partir de allí determinar qué acciones se tomarán y cuanto tiempo se tomarán los obreros para entregar la obra en su totalidad”, recalcó.

El tercer sector afectado es el talud de Bellavista en el Kilómetro 39 donde se registraron derrumbes de grandes proporciones. El director aclaró que “las obras que ya se entregaron del Túnel de La Línea no presentan novedad, están terminadas y en buen estado”.

El Ejército y La Policía han logrado custodiar la entrada de materiales de construcción desde el Tolima y el Quindío; sin embargo, aún hay algunos elementos represados en el puerto de Buenaventura.

Además de algunas complicaciones por presuntas amenazas a trabajadores de la obra por cuenta de algunos manifestantes del paro nacional.

El director nacional del Invias señaló que “durante los bloqueos muchos trabajadores de la obra fueron intimidados para que no laboraran además de recibir algunos presuntos mensajes de la quema de maquinaria amarilla”.

Todos estas demoras y retrasos por falta de intervención en las obras representan sobrecostos que están en revisión, por parte del Instituto Nacional de Vías y los contratistas.

El Ministerio de Transporte y el Invias se encuentran haciendo un llamado a las comunidades para que se manifiesten de forma pacifica y sin generar bloqueos en las vías por donde se transportan alimentos, bienes y servicios que son de gran importancias para la economía del país.

Fuente: RCN radio

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • http://server2.ejeserver.com:8646/stream