Actualidad

Base aérea de Melgar tiene nuevo comandante

En las instalaciones de la Base Aérea de Melgar, el Inspector General de la Fuerza Aérea, mayor general Rodrigo Alejandro Valencia, reconoció al coronel Robert Zambrano Lozano como nuevo Comandante del Comando Aéreo de Combate No. 4, en una ceremonia ante la presencia de los comandantes de las Unidades militares, de Policía, autoridades civiles y allegados al Cacom 4.

El coronel Pedro Arnulfo Sánchez anterior comandante de la Unidad, fue destinado al Comando Conjunto de Operaciones Aéreas en Bogotá; al despedirse de su grupo de trabajo “La familia colibrí” expresó la satisfacción de haber contado con un personal altamente calificado para poder cumplir con sus logros y retos durante este año.

Al asumir su cargo, el coronel Zambrano expresó su profundo orgullo y compromiso por estar sirviendo a la Nación como nuevo comandante; manifestó que trabajará con ahínco y tesón para continuar apuntando hacia los objetivos nacionales.

Trayectoría

El coronel Zambrano es profesional en administración de operaciones. Establece asociaciones y alianzas estratégicas satisfactoriamente, además trabajo como jefe sección Recuperación Personal del Centro Nacional de recuperación de personal, en donde coordinó operaciones de Recuperación de personal herido en combate, operaciones de búsqueda y salvamento de aeronaves accidentadas o desaparecidas, operaciones de extinción de incendios y de ayuda humanitaria por desastres naturales; además participó en el ejercicio de Recuperación de Personal más grande del mundo “Angel Thunder” en Tucson Arizona en el 2011; adicional, también fue segundo Comandante en el Grupo Aéreo del Casanare, liderando personal de oficiales, suboficiales y personal civil, coordinó operaciones aéreas en contra del terrorismo, entre otras.

Al finalizar la ceremonia el nuevo comando de la Unidad se dirigió al personal al asistente: “continuaremos luchando siendo dignos de los que murieron por la paz, para que tomemos de ellos la misma devoción a la causa por el cual dieron la suprema prueba de afecto a su nación. Además de expresarles el gran reto que tengo con la instrucción de la Escuela de Helicópteros de las Fuerzas Armadas, deberemos ser responsables y útiles en este futuro inmediato que nos depara tareas para que nuestros alumnos se preparen con habilidades y devoción, manteniendo el estatus de ser un referente hemisférico, como una escuela que cuenta con un formidable recurso humano inspirado por el mejoramiento continuo, la calidad y la disposición permanente para que podamos volar entrenar y combatir para vencer”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *