Actualidad

Grupo armado asesinó a un taxista cerca a Popayán

Mientras en el país aún hay revuelo por la publicación del New York Times, sobre presuntas órdenes de la cúpula de las fuerzas militares de matar sin importar la vida de los civiles, en el Cauca integrantes de un grupo armado ilegal, que se presenta como una red de cooperantes, asesinaron al taxista Yeison Lugo Cometa.

Esta historia sucedió en El Rosario, zona rural de Cajibío, a escasos 45 minutos por carretera de Popayán, capital del Cauca. En dicho sector, la víctima y su hermano cayeron en un retén ilegal adelantado por los integrantes de esta supuesta red de apoyo, liderada por un sujeto que en un principio trabajaba de la mano de las autoridades, pero que debido a su conducta contraria a la ley, fue expulsado de los programas de apoyo a la fuerza pública.

A pesar de esto, dicho individuo se presenta todavía como un coordinador de esta supuesta red de cooperantes, suplantando además a la autoridad en dicha zona rural, al punto que adelanta retenes en las vías terciarias, donde obliga a las personas a entregar sus documentos de identidad en su paso hacia este lugar. Para esa tarde de domingo, lo anterior no fue la excepción.

“Mis hermanos iban a visitar a unos familiares que viven en El Rosario, pero en el sector de Pategallina  cayeron en el retén que hacían los integrantes de esta red de cooperantes, los detuvieron y no los dejaron seguir. Después de una hora, y luego de quitarles la cédula, procedieron amarrar a Yeison mientras que mi otro hermano lo condujeron hacia unos matorrales, cuando esto pasó, ellos empezaron a gritar que no los mataran, que eran pobladores de la zona, en medio de esta situación es que mi otro hermano escuchó los disparos”, relató el familiar de la víctima a medios de comunicación de Popayán.

Mientras ejecutaban a Yeison, un humilde taxista, su hermano escuchaba que los sujetos usaban radios de comunicación para reportarse con integrantes de la Policía y del Ejército, ante quienes reportaron “la muerte de este sujeto, así como la supuesta captura de otro”, como bien quedó consignado en la denuncia hecha por la familia ante la Fiscalía General de la Nación.

“Ellos, por ese radio, reportaron al Ejército este caso, como hablan ellos con esa retahíla de Dios y Patria y demás, que tenían un retenido y otro muerto, luego cuando llegamos, estaban tres militares de civil, a pesar de que Yeison aún estaba vivo, ellos no hicieron nada por él, no le prestaron auxilio, desde las 7:00 de la noche hasta la 11:00 que nosotros llegamos mi hermano agonizó en ese punto”, agregó el hermano del taxista, quien residía en el barrio Las Guacas, al norte Popayán.

Luego de esto, y por el temor que generó este ataque, los familiares no explican la forma cómo salió de esta situación la persona que acompañaba a Yeison esa trágica tarde domingo. Para ello hay que conocer la denuncia que realizan integrantes del mismo Ejército y de la Policía sobre esta delicada situación, con la condición de mantenerse en el anonimato.

“Es un sujeto que en 2010 fue expulsado de la red de apoyo de la Policía, porque tras recibir capacitación y unos elementos, como radios de comunicación, empezó a contrariar a la ley y realizar actos indebidos, a pesar de esto, y estando por fuera, él continúo presentándose como un auxiliador de la fuerza pública y líder de un supuesto grupo de cooperantes, obteniendo apoyo económico y logístico de políticos, comerciantes y de las autoridades regionales, estas últimas le facilitaron hace poco radios con acceso una frecuencia que usamos como fuerza pública”, confirmaron integrantes del Ejército.

Tras esto, y con esos elementos, este sujeto empezó a ejercer un control armado en las veredas y corregimientos de la zona rural de Popayán, Timbío y Cajibío. Entonces, para ese domingo, los integrantes de este grupo adelantaron un retén ilegal donde cayó Yeison y su hermano, este último se salvó de morir porque se escapó.

“La Policía y el Ejército saben de ese sujeto, su gente secuestro al taxista y a su hermano para luego ajusticiarlos, pero este último se voló, ese grupo está integrado por narcotraficantes, exguerrilleros, delincuencia comunes, hay de todo, ellos son prácticamente un naciente grupo paramilitar que extorsiona y amenaza a todo el mundo, hasta los líderes sociales de esta zona de Cajibío, como el caso de José William Orozco, uno de los representantes de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Cajibío, quien debió salir de este municipio por eso”, explicó por su parte un integrante de una red de cooperante legal que funciona en esta zona del país.

Ahora, entonces, queda por esperar las acciones que adelanta la Fiscalía en este caso, que prendió aún más las alarmas sobre la irrupción de grupos armados de corte para estatal en esta zona del país.

Consultados por el tema, tanto el comandante de la Policía en el Cauca como del Ejército se abstuvieron de entregar declaraciones frente a la grave denuncia hecha por la familia de Yeison Lugo Cometa, quien será sepultado en Popayán.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: