Inicio / Actualidad / Señores conductores, pilas con el sobrepeso y la obesidad

Señores conductores, pilas con el sobrepeso y la obesidad

Por EDUARDO ALVAREZ (*)

Después de estas hermosas festividades de fin de año y de inicio de uno nuevo, nos pueden quedar algunos kilos de más, generando un problema de salud que se incluye bajo el acápite de sobrepeso y obesidad.

La Organización Mundial de la Salud manifiesta que el sobrepeso es la acumulación de material graso en nuestro cuerpo por encima de parámetros muy bien establecidos definidos como el Índice de Masa Corporal o por sus siglas IMC, que es la relación entre el peso y la talla.  Hoy en día es muy accesible desde el celular ingresar a calculadoras del IMC o si desea puede ingresar a http://www.calculoimc.com/. Si el valor es superior a 25 y menor a 29,99 se está en presencia del sobrepeso y si está por encima de 30 se define obesidad.

Como principales causas tenemos: los alimentos grasosos de alto aporte calórico, con alto contenido de harinas y azúcares, con gran cantidad de conservantes, son los que tendrán un alto porcentaje de calorías que podrán acumularse en el organismo. De igual forma, una disminución de la actividad física diaria por el sedentarismo de muchas formas de trabajo como la conducción de vehículos.

Así que apreciados conductores, la próxima vez que nos acerquemos a un restaurante y preguntemos que nos ofrecen de principio, donde la respuesta sea que hay pasta o lentejas, no lo dudemos, pidamos las lentejas. Donde nos ofrezcan lomo de cerdo o carne sudada, no vacilemos en pedir la carne sudada. Donde nos sirvan de sobremesa gaseosa o jugo natural, sin pensarlo prefiramos el jugo natural.

De igual forma, estimados conductores, llevemos en nuestros vehículos frutas naturales sin preservativos, tallos de apio con jugo de limón, julianas de zanahoria con moztaneza, maní, uvas pasas y frutos secos, de preferencia a las empanadas con café o gaseosa, arepas de huevo con ají y tantos otros alimentos que se nos antojan a la hora de conducir grandes jornadas.

Las verduras y frutas, los alimentos cocinados al vapor o en agua hirviendo y los alimentos naturales sin procesamiento no aportan tantas calorías inservibles.

En conclusión, si se acumulan más calorías de las que se pueden gastar, se almacenará el excedente creando un problema de salud.

 

(*) Eduardo Alvarez B. MD B. Sc. –  Universidad Nacional de Colombia

 

Principales complicaciones

  1. Osteoartrosis o daño de las articulaciones por sobrecarga, principalmente de las articulaciones de la rodilla y de la columna vertebral.
  2. Enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, la insuficiencia renal o daño en la depuración de toxinas por parte del riñón y accidentes cerebrovasculares o daño de la circulación del cerebro con desastrosas consecuencias para el tejido cerebral.
  3. Enfermedades pulmonares en la disminución del volumen respiratorio por desplazamiento de la grasa abdominal del diafragma, evitando una adecuada oxigenación de la sangre.
  4. Diabetes por la sobrecarga de azúcares.
  5. Incidencia sobre algunas formas de cáncer como el de cólon, próstata y de riñón, cáncer de ovario y de mama.

 

Lo que usted puede hacer

  1. Limitar la ingesta de alimentos con gran contenido de grasa y azúcares.
  2. Aumentar el consumo de frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  3. Realizar actividad física de por lo menos 150 minutos semanales.

Le puede interesar

Cae alias ‘Mico’ quien era buscado por narcotráfico y pertenecía a la banda Los Fénix

Este martes, en momentos en que unidades policiales de Venadillo realizaban puesto de control para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: