Inicio / Actualidad / Virna, la’ guerrera’ de las Premiaciones Especiales del Tolima

Virna, la’ guerrera’ de las Premiaciones Especiales del Tolima

Hace dos años Virna, guiada por su padre Alirio Guarín, el dueño de Trofeos y Regalos, abrió su propia tienda y ahora es una de las mayores proveedoras de medallas y recuerdos en Ibagué.

“Para mí es importante hacer con cariño mi trabajo, así sea la medalla más económica, porque siempre pienso que la recibe un niño, y me pongo en los zapatos de ellos, así como cuando mi hija recibe un detalle y se pone feliz”, cuenta Virna Maritza Guarín Correa, propietaria de Premiaciones Especiales del Tolima.

Aunque por muchos años trabajó en el sector de la salud, pues estudió terapia respiratoria, decidió en 2008 administrar Trofeos y Regalos, el negocio de su padre, quien luego la animó a abrir su propio negocio.

Cuenta Virna Maritza que en 2016, precisamente el 28 de diciembre, tenía todo su trasteo en un tractocamión, todo lo necesario para fabricar los artículos, equipos y materiales, y fue su padre quien le consiguió el vehículo para motivarla a irse e iniciar su propio negocio.

Recuerda que el primer año le tocó casi trabajar a puerta cerrada, pues ya tenía muchos clientes y no quería quedarle mal a nadie: “Hay ocasiones en que vienen otros alcaldes y les digo, ‘les toca hacer fila’, y me esperan porque saben que llevan calidad y los atiendo muy bien”.

Tanto ha sido su éxito, que le tocó irse a vivir al segundo piso donde queda su local comercial (Avenida 15 N. 7-53 Centro), pues a veces abría la puerta de su casa y la llamaban personas que habían llegado de otros municipios y necesitaban que los atendiera con rapidez porque debían retornar a sus poblaciones.

“La idea es que la gente se sienta respetada, a veces me llama Kilian (Virviescas), me dice que necesita 150 medallas para sus campeonatos y me toca ponerme a trabajar para no quedarle mal. Un cliente satisfecho trae a otros clientes, es como un eco para traer más gente.

“Tampoco llego tarde a trabajar (risas), me levanto, le agradezco a Dios y le pido que me respalde, pues cada día es diferente y gracias a él ya tengo trabajo de unas 28 alcaldías, así como la mayoría de colegios y canchas sintéticas”, cuenta Virna.

Son muchas las anécdotas que ha vivido como empresaria, dice mientras pone un cordón a una medalla; trasnochar y hacerle seguimiento a su mercancía, pues en una ocasión la llamó un cliente y cuando ella envió los artículos, el dueño le dijo que se le había olvidado decirle que ya no vivía en Fresno sino en Líbano y era para una ceremonia militar.

Le puede interesar

Pensionados del Ejército y la Policía protestan y bloquean la vía en Boquerón

De forma pacífica pero bloqueando la vía protestan en la mañana de este martes los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: