Actualidad

Los aviones preseleccionados para la nueva flotilla de la Fuerza Aérea

Según el presidente Petro, no se destinará ningún recurso de la reforma tributaria, ni de la inversión de gasto para la compra de las aeronaves. 

Luego de que el presidente Gustavo Petro anunciara el reemplazo de una flota de aviones Kfir de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), los cuales están cerca de cumplir su vida útil, el Gobierno confirmó la preselección de los aviones franceses Rafale como la primera opción para cambiar la flotilla.

En caso de que las negociaciones avancen y se firmen los contratos de adquisición, los 16 cazas Rafale entrarían en operación por 10 años.

“La Fuerza Aérea Colombiana contará con una fuerza de superioridad aérea que reemplazará nuestros viejos aparatos Kfir (…) porque, en realidad, ya era un peligro subirse sobre esos aparatos”, dijo el jefe de Estado en una ceremonia donde confirmó la intención de compra.

Frente a las fuertes críticas que ha recibido el Gobierno por la millonaria inversión que supone el reemplazo de la flota aérea, el presidente Petro manifestó que «no se gastará un solo peso de la reforma tributaria ni de la inversión social en aviones de combate».

Según el presidente, las prioridades de su gobierno «son y serán la reforma agraria, hambre cero, la educación superior gratuita, el bienestar de las madres cabeza de hogar y los jóvenes del país»

Desde Presidencia informaron que en caso de que se cierre la negociación, la deuda se empezará a pagar dentro de cinco años «con el objetivo de no sacrificar recursos que hoy son indispensables para el gasto social, sino que esta inversión se pueda realizar bajo mejores condiciones económicas», expusieron.

Características de los caza Rafale

Para elegir estos aviones, el Gobierno estudió tres ofertas, una de Estados Unidos, una de Francia y una de Suecia, «e hizo la preselección de la propuesta presentada por el Gobierno de Francia para la adquisición de 16 aviones Rafale. Las otras opciones presentadas a Colombia fueron los aviones Gripen (de fabricación sueca) y F-16 (de fabricación estadounidense)», sostuvo el gobierno.

En cuanto a las razones para la elección de los Rafale, mediante un comunicado la Presidencia sostuvo que hasta el momento «la propuesta de los aviones Rafale es la mejor opción para el país en relación precio, eficiencia y operatividad. Una hora de vuelo de un avión Rafale es aproximadamente 30 % más barata que la hora de vuelo de un K-FIR (estimada en 89 millones de pesos)».

Se enfatizó en que no hay contratos firmados y esta es una prenegociación en medio de un proceso que se inició hace 12 años, a través del Ministerio de Defensa y la Fuerza Aérea Colombiana.

«La oferta que estudiará el Gobierno tiene un costo estimado de hasta 15 billones de pesos y no 26 billones de pesos, como se ha dicho de manera errónea», sostuvo el Gobierno.

Del mismo modo, explicaron que además de los aviones, todas las ofertas que ha estudiado Colombia contemplan ‘off-set’, que es una compensación industrial de transferencia de conocimiento y de tecnología, «para un mayor crecimiento del sector aeronáutico, de ciberseguridad y defensa y del aeroespacial en el país».

Por demás, la Presidencia enfatizó en que no se utilizarán recursos de la reforma tributaria para la compra de estos aviones y que esta prenegociación de los Rafale es diferente a un contrato que está en ejecución desde el año 2021 para la adquisición de aviones de entrenamiento.

Así mismo, el Gobierno insistió en que renovar la flotilla de los Kfir, de fabricación israelí, es necesario porque la flota actual ha tenido más de 42 años de uso, de los cuales más de 30 años han sido en operación en Colombia. «Su operación y mantenimiento es costosa y puede ser riesgosa. Colombia es hoy prácticamente el único operador de la plataforma Kfir. Eso quiere decir que no se producen aeronaves ni repuestos, es decir, es una capacidad insostenible».

Los Rafale C/F3 fabricados por la francesa Dassault Aviation son descritos como aviones caza con la garantía de un grupo de capacidades que han denominado ‘Omnirole’, de defensa aérea, superioridad aérea, reconocimiento, orientación dinámica, interdicción de precisión aire-tierra, ataques antibarcos, disuasión nuclear y reabastecimiento de combustible de compañero a compañero.

Además, la casa matriz de estos aviones los ha descrito como un «monoplaza de la Fuerza Aérea, el Rafale B de dos asientos de la Fuerza Aérea y el Rafale M monoplaza de la Armada cuentan con la máxima similitud de fuselaje y equipo y capacidades de misión muy similares».

Según la página web de Dassault Aviation, este caza es capaz de transportar 1,5 veces su peso en armas y combustible.

La empresa añade que está diseñado para interceptación y combate aire-aire con cañón de 30 mm, misiles Mica IR/EM y misiles Meteor, así como para apoyo aéreo cercano utilizando un cañón de 30 mm, bombas guiadas por láser GBU y bombas guiadas por GPS AASM.

También puede ser usado en ataque marítimo utilizando el misil Exocet AM39 Block 2 y otras armas aire-tierra y en reconocimiento táctico y estratégico en tiempo real utilizando el módulo Areos.

Del mismo modo, ofrece la posibilidad de reabastecimiento de combustible en vuelo entre amigos y de disuasión nuclear utilizando el misil ASMP-A.

La compañía fabricante añade que el Rafale «ha demostrado su valía en operaciones externas en varios teatros: Afganistán, Libia, Malí, Irak y Siria».

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • http://server2.ejeserver.com:8646/stream