Actualidad

Mujeres cobraban extorsiones carcelarias

Entre las dos habrían reclamado más de $60.000.000 producto del constreñimiento bajo amenazas a siete ciudadanos de Ibagué, a quienes llamaron desde la cárcel Coiba Picaleña

Un fiscal delegado ante el Gaula en Ibagué judicializó a dos mujeres por el delito de extorsión agravada, el cual se presume que cometieron por reclamar giros millonarios a su nombre, enviados por las víctimas.

Se trata de Derly Yurani Arévalo Aldana y Katherine Torres Gaviria, quienes tras una conexidad de casos por parte de la Fiscalía, se conoció que cometerían este flagelo en el año 2015.

A la primera, el ente acusador le imputó cuatro extorsiones agravadas en concurso homogéneo sucesivo con circunstancias de mayor punibilidad y fue cobijada con medida de aseguramiento en su domicilio, por presuntamente haber reclamado alrededor de $50.000.000.

A la segunda, quien se encuentra en estado de gestación y por ello fue dejada en libertad, el delegado fiscal le imputó tres extorsiones agravadas en concurso homogéneo sucesivo, igualmente con circunstancias de mayor punibilidad, tras comprobarse que reclamo a su nombre giros por cerca de $12.000.000.

Las llamadas extorsivas eran realizadas, según el análisis link (análisis de llamadas) desde la cárcel Coiba-Picaleña de Ibagué. Posteriormente las mujeres eran contactadas para reclamar el dinero en diferentes casas de cambio de la ciudad.

Ninguna aceptó los cargos imputados.

Mujeres cobraban extorsiones carcelarias