ActualidadDeportes

Remontada ‘azucarera’

Deportivo Cali venció al Tolima en semifinales de la Copa Águila

El triunfo estaba en el banco. En el minuto 86, el técnico Lucas Pusineri decidió enviar al terreno al canterano Rafael Tapia, en reemplazo de Agustín Palavecino.

Tres minutos después, el juvenil aprovechó un centro por el costado derecho e, incómodo, con la marca encima, logró rematar al arco para vencer a Álvaro Montero y darle la victoria al Deportivo Cali 2-1 en la ida por las semifinales de la Copa Colombia.

Fue un respiro para Pusineri, que celebró mirando a la tribuna con la mano derecha empuñada. Y para todo el Cali, que festejó como si fuera la misma final. Y para los hinchas que acompañaron este miércoles al equipo en su estadio, que padecían desde las gradas al siempre difícil Tolima, en el juego de ida de las semifinales de la Copa Colombia.

Es que sufrió el Cali más de las cuenta. Y desde muy temprano. Transcurría el minuto 13 cuando el visitante inició una jugada por la banda izquierda que terminó con un centro y un remate de Ánderson Plata que rechazó el arquero Pablo Mina, pero no hubo reacción de la zaga caleña y Larry Vásquez sacó un disparo que venció la valla del local. Ganaba el equipo de Alberto Gamero 0-1.

Los azucareros se volcaron al ataque con mayor ímpetu, a través de las sociedades que pudieron hacer Carlos Rodríguez, Agustín Palavecino y Déiber Caicedo, pero las jugadas fueron infructuosas.

La más clara, quizás, estuvo en los pies de Agustín Palavecino, en el minuto 30, cuando envió un remate por fuera del arco de Montero.

Cali, que recuperó varios de sus jugadores habituales tras la goleada que le propinó (4-1) el domingo pasado a Cúcuta de visitante con siete canteranos, se hizo al dominio de la pelota e intentó ocasionarle daño al Tolima por el flanco derecho, principalmente, pero las jugadas no tenían buen final y por momentos se vio al delantero Juan Ignacio Dinenno lamentándose porque no le llegaban los balones.

Tolima, cuando podía, armaba contraataques que no representaban peligro en los predios de Mina, excepto la acción que supieron capitalizar con el gol de Vásquez.

Al comenzar la segunda parte del partido se esperaba que el Cali acorralara a su rival, pero fue el Tolima el que salió dispuesto a ampliar la ventaja. Y pudo hacerlo mediante un tiro libre que llevó peligro a la puerta de Mina por parte de Junior Hernández, quien ingresó al terreno por Ánderson Plata.

Pero la jugada que más riesgo tuvo y que pudo significar el segundo gol del visitante fue un cabezazo del mismo Junior, que se estrelló en el poste derecho del cancerbero caleño.

El Cali reaccionó y comenzó a acercarse a los predios de Montero. Un disparo que llevaba más dirección que potencia pudo ser la paridad, por parte de Christian Rivera, en el minuto 67.

En el 76, un error de Montero, que supo capitalizar el defensa Richard Rentería, le permitió al Cali igualar las acciones. Y cuando parecía que el 1-1 sería definitivo, Tapia entró para poner la pizarra 2-1. Con ese botín viajará el Cali a Ibagué para buscar su tiquete a la final de la Copa Colombia.

 

Fuente: Diario El País de Cali

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: