Actualidad

Empleados de ‘supermercados Supercundi’ en el Tolima en crisis por limbo jurídico

Mientras el Juez 20 con función de Control de Garantías de Bogotá dejó en libertad a los hermanos Norberto, Alirio y Uriel Mora Urrea investigados por la Fiscalía General de la Nación por presunto testaferrato de las Farc, los empleados, proveedores y clientes de los supermercados Supercundi en el Tolima, se hunden en su propia crisis porque algunos de los establecimientos continúan cerrados.

El funcionario determinó que una vez la Fiscalía tuvo acceso a los bienes de los hermanos Mora Urrea, por medio de una orden de extinción de dominio, los vinculados al proceso no podrán seguir obteniendo dineros de ellos en razón a que los bienes ya no se encuentran bajo su poder.

“El proceso de extinción de dominio ya se hizo, ya se cumplió la toma y el embargo de todos y cada uno de los bienes de propiedad de las personas aquí vinculadas”, dijo el juez y precisó que si resulta cierto que los referidos bienes estaban relacionados con actividades ilícitas “es imposible e inverosímil que esta actividad se siga teniendo”.

Entre tanto, los empleados de los tres supermercados en el municipio de Melgar, Tolima, manifestaron que su situación laboral sigue siendo difícil, y solo dos de los establecimientos se han podido abrir y entrar en funcionamiento.

Sin embargo, el Supercundi ubicado en el sector de Venecia de esa población de oriente tolimense, el cual fue afectado por saqueos a la fecha no se ha podido reconstruir y 77 personas quedaron sin empleo.

La mayoría de proveedores suspendió los contratos con los establecimientos en el Tolima, y hasta los clientes reclaman a las autoridades que permitan abrir los negocios porque ofrece precios bajos y productos de calidad.

Es de recordar que también hay almacenes de esta cadena en Espinal, Guamo y Saldaña, que igualmente fueron saqueados hace ya dos meses.

 

La investigación de la Fiscalía

 

Según las investigaciones, los imputados estarían tras “una organización presuntamente dedicada al testaferrato y financiación de grupos terroristas, en la cual se hace referencia a que existen integrantes de la familia Mora Urrea (…) que buscaban dar apariencia de legalidad a algunos dineros provenientes de las actividades ilícitas del extinto Frente 53 de las Farc. Actos delictivos que respondían a secuestros, extorsión y otras actividades”.

El fiscal del caso aseguró que “al mando de ese frente se encuentra el cabecilla alias ‘Romaña’, quien respondía a Henry Castellanos Garzón. En el informe que tiene la Fiscalía, estas personas recibían este dinero de ese frente, a través de ‘Romaña’ y, posterior a ello se generaron una serie de almacenes de comercio denominado Supermercados Cundinamarca, dedicados a comercializar abarrotes en diferentes parte del País”.

Del mismo modo, en medio de las diligencias judiciales se evidenció que los hermanos Mora Urrea tuvieron un incremento patrimonial considerable.

“Con el señor Norberto existió un incremento patrimonial por 20.332 millones, en el caso de Elda Janeth fue de 283 millones y Uriel Mora fue de 5494 millones de pesos”, dijo el juez 16 de garantías.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *